LO QUE USTED DEBE SABER SOBRE
TUBERCULOSIS

¿QUÉ ES LA TUBERCULOSIS?
La Tuberculosis es una enfermedad contagiosa que afecta principalmente a los pulmones, pero que también puede atacar a otras partes del cuerpo, y puede ser muy grave. Es producida por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis, también conocida como bacilo de Koch, en referencia a su descubridor, Robert Koch (1843-1910).

En la República Argentina, más de 12.000 personas enferman anualmente de Tuberculosis, y más de 1.000 mueren a causa de esta enfermedad.

En el mundo, la Tuberculosis mata casi a 2 millones de personas al año.

El colapso en los servicios de salud, la propagación del VIH/SIDA y la emergencia de la tuberculosis multirresistente a los fármacos (MDR-TB) están contribuyendo a un empeoramiento del impacto de la enfermedad.

Se calcula que entre el año 2000 y el 2020:
· se infectarán casi mil millones de personas
· 200 millones de personas enfermaran
· 35 millones morirán debido a la tuberculosis
si no se refuerza aún más el control de la enfermedad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que:
· más o menos un tercio de la población mundial está infectada por la tuberculosis
· a escala mundial, el 90% de los casos de tuberculosis y muertes se encuentra en los países con bajos y medianos ingresos (PNB per cápita anual inferior a 2995U$S), el 76% de la población mundial vive en esos países
· el 65% de casos de Tuberculosis y el 71% de mortalidad se encuentra en los países con bajos ingresos (PNB per cápita anual inferior a 755 U$S), el 42% de la población mundial vive en esos países.

¿CÓMO SE CONTAGIA LA TUBERCULOSIS?
La Tuberculosis se contagia cuando una persona sana tiene contacto cercano diario con otra persona que tiene la enfermedad y no esté en tratamiento. Por ejemplo, con personas con quienes se comparte mucho tiempo, tales como miembros de la familia, amigos, o compañeros de trabajo. Cuando la persona enferma tose o estornuda elimina las bacterias de la tuberculosis. Estas bacterias quedan suspendidas en el aire y pueden ser inhaladas por otra persona sana. La Tuberculosis no se contagia por compartir utensilios u otros elementos con una persona enferma, o por estrecharle la mano.

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA PREVENIR LA TUBERCULOSIS?
· Evitar el contagio es la principal medida preventiva contra la Tuberculosis. Para que no haya contagio de una persona a otra, es necesario que todas las personas que estén enfermas cumplan correctamente el tratamiento. Una persona que sufre de tuberculosis y comienza el tratamiento deja de contagiar en general en 20 a 30 días del inicio del mismo. La mejor manera de interrumpir la cadena de contagios, es la curación.
· La Vacuna BCG previene las formas graves de tuberculosis, como por ejemplo la Meningitis Tuberculosa. La eficacia de la vacuna para prevenir otras formas de tuberculosis, tales como la tuberculosis pulmonar, es baja.

Otras medidas para evitar el contagio son que los enfermos se cubran la boca al toser, al estornudar o utilicen barbijos protectores y mantener aireados los ambientes. Esto también contribuye a prevenir otras enfermedades que se transmiten por las vías respiratorias.

¿CUÁNDO SE DEBE SOSPECHAR QUE UNA PERSONA PUEDE ESTAR ENFERMA DE TUBERCULOSIS?

La tos y el catarro que duran más de dos semanas son los dos signos más importantes para sospechar que una persona puede tener tuberculosis. Por eso es importante consultar inmediatamente a un servicio médico o personal de salud cuando se tiene tos y catarro por más de quince días.
Otros síntomas también pueden ser causados por la Tuberculosis, pero también por otras enfermedades. Por ejemplo, la fiebre, los sudores nocturnos, el cansancio frecuente, la pérdida de peso y la falta de apetito.

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA CURAR LA TUBERCULOSIS?

La Tuberculosis cura si el paciente se diagnostica oportunamente y toma los medicamentos regularmente durante todo el tiempo indicado. Tanto el diagnóstico como el tratamiento son gratuitos en toda la República Argentina.
El tratamiento de la Tuberculosis se realiza durante 6 meses, y es importante completarlo durante todo este tiempo. Las bacterias que causan la Tuberculosis se destruyen muy lentamente. Por eso es necesario continuar el tratamiento durante por lo menos 6 meses para que los medicamentos eliminen todas las bacterias.
Aunque el enfermo de Tuberculosis comenzará probablemente a sentirse bien a las pocas semanas del tratamiento, las bacterias que causan la tuberculosis todavía estarán vivas en el cuerpo. Si el tratamiento se interrumpe antes de terminarlo, las bacterias que quedaron todavía vivas pueden volver a enfermar y, además, pueden hacerse resistentes a los medicamentos que se tomaban, y estos ya no serán efectivos para curar al paciente y puede contagiar a otras personas con esos gérmenes resistentes.
Por esta razón, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja utilizar la estrategia denominada TRATAMIENTO DIRECTAMENTE OBSERVADO, DE CORTA DURACIÓN (DOTS)
que consiste en supervisar el tratamiento en el domicilio del paciente o en el centro de salud, a través de Trabajadores en Servicio Social. Una experiencia reciente en la Liga Argentina contra la Tuberculosis con este método ha resultado muy exitoso al disminuir fuertemente el porcentaje de abandonos.

Fuente: Boletín INER/CONI, StopTB Partnership-Organización Mundial de la Salud.