VACUNA CONTRA LA PAPERAS

La parotiditis o paperas es una enfermedad de origen viral habitualmente benigna, pero que puede ocasionar complicaciones, siendo más frecuentes las meningoencefalitis, la orquitis (20% cuando se contrae en la edad post-puberal) y la sordera. Para prevenir esto hay una vacuna que es muy bien tolerada y que presenta un elevado nivel de protección. Las edades más oportunas para su aplicación son a los 15 meses, sola o combinada con las de Sarampión y Rubeola, lo que constituye la VACUNA TRIPLE VIRAL, o en la adolescencia.


VACUNA CONTRA LA RUBEOLA

La rubeola es una enfermedad viral, benigna en la infancia pero puede adquirir gravedad si se la contrae durante el embarazo, dando lugar al ´Síndrome de Rubeola congénita´, que puede producir importantes alteraciones en el feto y en el recién nacido, como sordera, malformaciones cardíacas, retardo mental, glaucoma, cataratas, etc. La vacuna contra la rubeola, segura y con alto nivel de protección, ha disminuido en forma significativa los casos de Síndrome de Rubeola congénita, como surge de estudios realizados en países donde se la ha aplicado en forma masiva: EEUU, Inglaterra, Australia e Israel.

Esta vacuna se puede aplicar:

Niños A los 15, meses y/o en edad escolar generalmente asociada a las de Sarampión y Paperas
Prepúberes 11 a 14 años
Adultos Especialmente a las mujeres en edad fértil, para disminuir la incidencia de la Rubeola congénita

VACUNA CONTRA LA HEPATITIS ´A´

La hepatitis ´A´ es una enfermedad virósica.Es la hepatitis más comun en los niños, se contagia a través de la saliva. La mayoría de los pacientes se recuperan pero existe un 0.5% de casos de hepatitis fulminante. En Argentina las provincias con mayor índice de hepatitis son Tucumán (81%), Buenos Aires (64%) y Santa Fe (44%).

La prevención de esta enfermedad se hace por medio de la vacuna, ésta es eficaz y segura, preparada a partir del virus inactivado. Estudios de inmunogenicidad demostraron una eficacia mayor al 95%. Todas las personas a partir del año de edad pueden vacunarse; son dos dosis, separadas por un intervalo de seis meses. En nuestro país aún no es obligatoria.


VACUNA CONTRA LA VARICELA

La varicela es en la actualidad la infección exantemática más frecuente en pediatría, si bien es una enfermedad benigna, puede complicarse con neumonías, otitis, artritis, etc.

Esta vacuna fue aprobada como obligatoria en EEUU desde 1995, es eficaz y segura. Se recomienda a partir del año de edad y especialmente en adolescentes, en quienes se deberán aplicar dos dosis separadas por un intervalo de un mes.


VACUNA CONTRA LA FIEBRE AMARILLA

Esta enfermedad viral es transmitida por cierta variedad de mosquitos (Aedes aegypti) , tiene una mortalidad del 5%, es una infección endémica en Africa y Sudamérica tropical, con brotes en Bolivia, Perú, Brasil, Colombia, Ecuador y Venezuela. No existe tratamiento específicopor lo que la prevención es lo más seguro y brinda protección por 10 años. Se aplica a partir del año de edad y es una única dosis.


VACUNA CONTRA LA FIEBRE TIFOIDEA

Esta es una enfermedad bacteriana causada por una bacilo gram negativo: la Salmonella, principalmente la Salmonella typhi. Hay dos vacunas, una oral y otra parenteral. La oral se recomienda a partir de los seis años. La vacuna parenteral se administra por vía subcutánea en dos dosis separadas por un intervalo de un mes.


VACUNA CONTRA HAEMOPHILUS INFLUENZA tipo (HIB)

El HIB es una bacteria que puede ocasionar infecciones graves en los niños: Meningitis, Artritis séptica, Infecciones pulmonares, entre las más frecuentes. En el desarrollo de estas posibles infecciones inciden distintos tipos de factores: Individuales: la edad (especialmente en menores de 2 años), la inmunodepresión, la falta de alimentación materna. Generales: asistencia a guarderías o jardines, bajo nivel socioeconómico, hacinamiento, hermanos en edad escolar.

La vacuna contra el HIB es recomendable a partir de los 2 meses y hasta los 5 años de edad. El número de dosis depende de la edad en la que se comienza la vacunación. Es una vacuna segura, con alto nivel de protección y sin reacciones adversas. El esquema de vacunación es el siguiente:

Edad 1ra Dosis Nro de Dosis Refuerzo
2 a 6 meses 3 15 a 18 meses
7 a 11 meses 2 15 a 18 meses
12 a 14 meses 1 15 a 18 meses
15 a 59 meses 1 NO

Los intervalos entre las dosis son de 2 meses y pueden aplicarse junto con otras vacunas. Actualmente se dispone de la vacuna Cuádruple, que incluye la vacuna Triple Bacteriana y la HIB. Tiene la ventaja de suministrar en una sola aplicación 4 vacunas (Tétanos + Difteria + Coqueluche + HIB), suministrando el mismo nivel de protección que ambas vacunas por separado.


VACUNA CONTRA EL MENINGOCOCO ´B´ y ´C´

La enfermedad producida por el Meningococo ´B´ y ´C´, presenta dos formas clínicas fundamentales:

1) La meningococcemia, con fiebre elevada, escalofríos, dolores musculares y signos generales de toxicidad, aunque a veces los signos clínicos iniciales son lo suficientemente inespecíficos como para simular un síndrome gripal.

2) La meningocefalitis, con cefalea, rigidez de nuca, somnolencia, obnubilación y confusión mental.

Desde 1994 se dispone en el país, para su aplicación, de una vacuna de origen cubano contra los meningococos B y C. Según estudios efectuados en países donde se la ha aplicado masivamente como Cuba, Brasil (San Pablo) y Colombia, la vacuna tendría una eficacia superior al 80% en mayores de 4 años, reduciendo su nivel de protección en los menores de edad, y más particularmente en los menores de 2 años.. El esquema recomendado es de 2 dosis, con un intervalo de 2 meses entre las mismas, pudiéndose aplicar simultáneamente con otras vacunas. Las reacciones adversas de la vacuna pueden incluir manifestaciones generales como fiebre elevada, dolor de cabeza, náuseas y erupciones. A su vez pueden aparecer algunas menifestaciones locales, como dolor, inflamación e induración en el sitio de la inoculación, que pueden durar algunos días.


VACUNA CONTRA LA GRIPE

La gripe es una de las enfermedades infecciosas más importantes, no solo por su repercusión socioeconómica, sino también por el número de muertes que puede producir, especialmente en personas de edad avanzada. Es por ello que la vacuna antigripal está particularmente indicada entre los adultos y en los mayores de 65 años, en especial cuando además están debilitados por otras afecciones como bronquitis crónicas, asma, enfisema, cardiopatías, diabetes, etc. SE recomienda su aplicación al comienzo del otoño, para permitir el desarrollo de la inmunidad antes del período invernal. Puede aplicarse sola o asociada, especialmente en adultos, con una dosis de vacuna antitetánica de refuerzo. Para tener una buena protección contra la gripe esta vacuna debe aplicarse todos los años, debido a los cambios antigénicos del virus en cada epidemia. Se aplica una sola dosis por año, y la inmunidad se obtiene en 2 o 3 semanas. En los niños se la puede aplicar a partir de los 6 meses de edad. Hasta los 9 años, el esquema de vacunación en la infancia es de 2 dosis, con cuatro semanas de intervalo entre ambas. Si el niño ha recibido la vacuna el año anterior, corresponde la plicación de una única dosis.


VACUNA ANTINEUMOCOCCICA

Las infecciones neumocóccicas constituyen un importante problema de salud públuica. Existen factores que aumentan la gravedad de estas infecciones, sobre todo en personas de edad avanzada: Insuficiencias respiratorias y cardíacas, diabetes, neeoplasias, alcoholismo, extirpación del bazo, mal estado nutricional, etc. La vacuna antineumocóccica requiere de una sola aplicación y no debe administrarse un refuerzo antes de por lo menos 3 años, en razón de las reacciones locales y generales que pueden aparecer durante la reinoculación. Se puede aplicar a los niños a partir de los 2 años de edad, cuando existen antecedentes clínicos que la justifiquen. La vacuna puede asociarse a otras, por ejemplo la antigripal.


VACUNA CONTRA LA HEPATITIS ´B´

La hepatitis ´B´ constituye un grave problema de salud pública a nivel mundial, por el alto número de infecciones que se registran anualmente, la presencia de portadores crónicos y las muertes causadas por esta enfermedad de origen viral, o sus complicaciones. El virus de la hepatitis B puede transmitirse por los fluídos orgánicos ( secreciones vaginales, leche), sangre y sus derivados. Las características del virus, resistencia a temperarturas extremas y a varios agentes químicos, hace que la infección pueda producirse a partir de superficies contaminadas (áreas de laboratorio, unidades de diálisis, etc). Una de las vías de transmisión más importante es la perinatal (madre a hijo), el recién nacido es altamente susceptible al virus, pudiéndose transformar en portador crónico o sufrir severas enfermedades hepáticas.

Existen grupos con alto riesgo de contraer hepatitis B:

                                                                                    Drogadictos endovenosos

                                                                                    Contactos sexuales con portadores

                                                                                    Pacientes en hemodiálisis

                                                                                    Prisioneros de cárceles

El virus de la hepatitis B no se transmite por vía oral.